La pantalla plana es uno de los aparatos electrónicos fundamentales en cualquier hogar, porque es donde la familia completa se entretiene en sus ratos de ocio.

Por eso cuando hay necesidad de cambiarse de casa, hay que tener gran cuidado para trasladarla, para que no sufra ningún daño. Por eso te damos algunos consejos para que realices tu mudanza.


1.- Desconecta todos los cables de tu pantalla y guárdalos por separado. En caso de que sea un cable fijo, sujétalo con cinta adhesiva para evitar que raye la pantalla durante el transporte.


2.- Cubre la pantalla con paños suaves o toallas y envuélvela con plástico de burbujas para reforzar la protección.


3.-  Usa la caja de la pantalla -en caso de que la hayas conservado- y si no compra una adecuada a su tamaño.


4.- Con la pantalla dentro de la caja, agrega plástico de burbujas o telas entre la caja para darle mayor protección.


5.- Después cierra la caja con cinta adhesiva resistente, envuélvela con una frazada o cobija.


6.-  Dentro del camión de mudanza asegúrate que la pantalla quede de pie, si el espacio es limitado, colócala hacia abajo, con el fin de que el monitor mire hacia el suelo.