¿Estás próximo a mudarte y no sabes por dónde empezar? ¡No te preocupes! Te ayudamos organizar tu ropa para que quede bien empacada y no se maltrate.  Antes que otra cosa, te recomendamos:

Depurar. La mudanza puede ser el momento perfecto  para deshacerte de la ropa que está deteriorada, pasada de moda y, en definitiva, que no vas a volver a utilizar.

Empaca la ropa limpia y seca. Aunque puedas tener la tentación de empaquetar algunas prendas sin lavar, es posible que tardes más tiempo del que crees en volver a utilizarlas y acaben deteriorándose.

Guarda los zapatos y los sombreros en cajas independientes. Puedes usar las cajas donde las compraste o meterlos en bolsas, evitando mezclar los zapatos con el resto de la ropa para que esta no se ensucie.

¿Cómo debes doblar la roma para tu mudanza?

Deberás asegurarte de doblar tus prendas de forma precisa y ajustada de modo que puedas guardar la mayor cantidad posible en las cajas. La mejor manera de doblarlas es con el revés hacia afuera a fin de que sea más fácil deshacerte de las arrugas luego de desempacar.