Una mudanza puede ser estresante y la mala organización, te pueden hacer pasar malos ratos, es por eso que te ayudaremos a que tengas una mudanza perfecta y ágil con estos sencillos consejos:

Empieza a empaquetar tus pertenencias con anticipación.

Para organizar tu mudanza con el mínimo estrés posible, es importante que comiences a recopilar tus objetos personales por lo menos un mes antes de la fecha prevista de mudanza. Empieza por empaquetar todo lo que no necesites para tu día a día, como, por ejemplo: libros, ropa de la anterior temporada, etc.

Organiza las cajas por categorías

Agrupa pequeños objetos que sean similares en cajas y separa los objetos valiosos y frágiles del resto de pertenencias.

Lleva los objetos de valor contigo

Para evitar que tus objetos personales de mayor valor como pueden ser documentos importantes, recibos, agendas personales o joyas, se extravíen durante el proceso de mudanza o sufran desperfectos, llévalos contigo.

Haz un inventario

Realiza un inventario con el número de cajas que vas a llevarte a tu nueva casa y los objetos personales que van en cada una de las cajas. De esta manera podrás comprobar una vez que vayas desembalando cada caja que no se ha perdido nada durante el traslado.